Difteria

La difteria es una infección bacteriana grave que suele afectar a las membranas mucosas de la nariz y la garganta.

Hoy en día, la difteria es extremadamente rara en los países desarrollados gracias a la vacunación generalizada contra la enfermedad.

Síntomas

Suele causar un dolor de garganta, fiebre, inflamación de los ganglios en el cuello, secreción nasal y debilidad. Comienzan de dos a cinco días después de infectarse. Sin embargo, el signo distintivo es una membrana de material espeso gris que cubre la parte posterior de la garganta que puede bloquear la tráquea de manera que puede dificultad la respiración.  Leer más →

Causas

Está causada por una bacteria que se multiplica sobre o cerca de la superficie de las membranas mucosas de la garganta. La bacteria se propaga cuando una persona infectada estornuda o tose. Leer más →

Factores de riesgo

Las personas que corren mayor riesgo de contraer la difteria incluyen los niños y adultos que no han sido inmunizados, las personas que viven en condiciones insalubres, con sistemas inmunes debilitados o que viajen a países donde es endémica. Leer más →

Complicaciones

Si no se trata, puede provocar problemas respiratorios, daños en el corazón y daño en los nervios. Incluso con tratamiento, la difteria puede ser mortal – hasta 1 de cada 10 personas que contraen la difteria mueren de la misma. Leer más →

Diagnóstico

Los médicos pueden sospechar la difteria en un niño enfermo que tiene dolor de garganta con una membrana gris que cubre las amígdalas y la garganta. El médico extraerá una muestra del tejido gris de su garganta o piel y encargará un cultivo de laboratorio. Leer más →

Tratamiento

El tratamiento comienza inmediatamente, incluso antes de que los resultados de las pruebas están disponibles. Los médicos tratan la difteria de inmediato y agresivamente con antitoxina y antibióticos. Los niños y adultos con difteria a menudo tienen que permanecer en el hospital para recibir tratamiento. Recuperarse de la difteria requiere mucho reposo en cama. Leer más →

Prevención

Hoy en día, la enfermedad es tratable, pero sólo se puede prevenir con una vacuna. La vacuna contra la difteria usualmente se combina con las vacunas contra el tétanos y la tos ferina. Leer más →